Compartilo en las Redes Sociales

miércoles, 7 de marzo de 2018

La magia del bolero original

Celina Armas: la cantante romántica que nos devuelve
el encanto sin igual del bolero de las décadas del 40 y 50

Escuchar a Celina Armas cantando sus boleros preferidos, de entre un repertorio de más de 80 temas, es una experiencia única que no deberíamos dejar pasar. Toda época tiene su impronta, sus valores, sus emociones, no obstante, el período musical que reproduce ésta cantante en sus conciertos, se caracterizaba por un profundo romanticismo que dejó marcadas huellas en las décadas del 30´al 60´.




Es muy impresionante experimentar, a través de la música y del singular registro de voz de ésta fabulosa cantante la recreación de ese clima emocional de romanticismo y ternura que nos ofrecía el bolero de ese entonces. Celina Armas es psicoanalista, pero hace años cambió el diván por el escenario. Hoy es cantante, actriz y comunicadora: una verdadera showoman. Se declara así misma una amante de la música de ésa época, mas precisamente el bolero, y tiene un programa radial “Melodías de boleros con Celina” donde comparte la pasión de reflotar esas verdaderas joyas musicales de antaño, con miles de oyentes.En su rol de cantante fue premiada en varios festivales de EE.UU y Argentina, y ofrece estupendos shows en donde también actúa, transportando a su público a través de su música y relatos a otras épocas y lugares.







Pudimos escucharla cantar y también contarnos parte de su historia y de los motivos por los que eligió la música y en especial los boleros: “Lo esencial en la vida es sentirse bien, la vida es un hermoso libro que nos prestan al comienzo, del cual debemos aprender, cuidarlo y embellecerlo, porque al final tendremos que devolverlo, ya que no nos pertenece, y uno lo enriquece haciendo las cosas que ama, por eso, aunque amaba y disfrutaba íntegramente mi profesión de psicóloga, un día tomé le decisión de exteriorizar la otra pasión que sentía desde pequeña, por lo que, estudié técnicas vocales para perfeccionarme y dedicarme a cantar esas bellas melodías de boleros que me apasionaban, aquellos boleros que sonaban allá, entre los años 30 a los 60 en las guitarras y cuerdas vocales de aquellos gigantes de éste género, tales como Eddie Gormé, Cuco Sánchez, Agustín, Lara, Javier Solís, Trío Los Panchos, estos gigantes de esa época, quienes pudieron volcar en los pentagramas musicales esa maravillosa policromía de sentimientos, que dejó profundas huellas emocionales, y que al escucharlos siendo yo pequeña, me quedaba embelesada, por eso, cuando canto estas canciones, lo hago con la intención, por una parte, de subyugar a los que me escuchan como yo fui subyugada por ellos al escucharlos, y por otra parte, con la intención de recrear a través de estas hermosas melodías, ese envolvente clima emocional que quedó traspapelado en el tiempo de las nuevas generaciones, y ayudarle a éstas a encontrarse con esas invaluables joyas que le pertenecen al ser humano y que son el romanticismo, la ternura y el amor”






No hay comentarios:

Publicar un comentario