Compartilo en las Redes Sociales

sábado, 11 de julio de 2015

Cuando la violencia de género cambia de roles

Este video es publicado con el solo objeto de erradicar la violencia y mostrar la verdad

Una mujer (Fotógrafa) golpea a un colega y lo acusa de agresivo para que lo echen de un trabajo

Ángela Torres en medio de una agresión registrada por la cámara de CelebrityShow

Buenos Aires tiene una febril agenda cultural y la prensa sigue su ritmo. La cobertura de eventos reúne fotógrafos y camarógrafos que deben tomar imágenes contra reloj y amontonados frente a la celebridad de turno. El mejor ubicado es el que toma las mejores imágenes. Aun en estas condiciones prevalece el respecto entre pares. Pero lamentablemente hay excepciones que son bien conocidas por toda la prensa, fotógrafos y cámaras de la ciudad, estamos hablando de la Agencia MovilPress (propiedad de las fotógrafas Debora Consiglieri y Maria Rodriguez), que se dedican a obtener fotos empujando y golpeando como en estas imágenes se ve ya que después se supo que era porque estaban haciendo la misma foto que ellas.



#NiUnoMenos El lado B de la violencia de género

El caso del fotógrafo golpeado, calumniado, amenazado y expulsado

Todo comenzó cuando el fotógrafo Carlos Martinez estaba trabajando normalmente en la cobertura de “Esperanza Mía” en el teatro Opera junto con otros tantos colegas. De repente la fotógrafa Debora Consiglieri golpea a traición por la espalda a Carlos Martinez como podemos ver en el video de manera muy agresiva y malintencionada. Consiglieri, entre empujones y patadas le grita, amenaza e insulta a Martinez. Cabe aclarar que el evento era abierto para toda la prensa y no había impedimento de exclusividad. Instantes después Consiglieri continúa insultando a los gritos y amenaza diciendo "Nos sabes con quien te metiste, te voy a mandar a matar" a Martinez quien solo atina a esquivar las patadas que la fotógrafa seguía propinando.

Después de este segundo ataque Debora Consiglieri, con la complicidad de su socia, agrega la mas infame calumnia a su ataque y acusa falsamente a Martinez de agresivo al grito de "le están pegando a una mujer" #NiUnaMenos … La sorpresa de Martinez y la indignación no terminó ahí, pues las oscuras intenciones de la dupla de fotógrafas continuó llamando la atención esta vez a empleados del teatro Opera y a un camarógrafo de Canal 13 (Quien queremos preservar su identidad) que engañados por el griterío inquietante de las dos mujeres cayeron en la mentira y actuando en consecuencia agredieron Martinez pensando erróneamente que este estaba golpeando a una mujer. En este momento interviene correctamente el personal de la empresa de seguridad contratada para tal fin evitando que golpeen a Martinez entre varios. Por este motivo tampoco pudo finalizar su trabajo y la tensión y confusión que reinó el momento.   

La campaña nacional contra la violencia de género hace evidente la indignación de toda una sociedad. Es un tema serio y por eso mismo resulta doblemente indignante que se utilice falsamente para calumniar brutalmente al prójimo. La violencia es siempre violencia y corresponde siempre a la genuina víctima hacer las denuncias correspondientes para evitar la impunidad y una crecida de estas actitudes despreciables.

Carlos Matinez es un fotógrafo bien conocido en el medio y que trabaja en Jorge Amado Group, la mas importante agencia fotoperiodística del país. Es intachable su actitud de trabajo pacífico y es bien valorado y querido por colegas, celebridades y periodistas del medio.

ANTECEDENTES DE UNA PESADILLA
Es tristemente conocida la actitud permanente de Debora Consiglieri y su socia Maria Rodriguez. Cabe recordar su accionar cuando en una de las visitas de Madonna y ante la vista de todos los medios presentes se arrojó contra el capó del auto de la estrella para no solo tomar las mejores fotografías sino también para que de ese modo su cuerpo tape las fotos de los demás cámaras presentes. Cuando el guardaespaldas de la diva intento retirar a la fotógrafa tomándola de la mano de forma visiblemente suave ella se retorció en el piso como si hubiera sido quebrada su mano o poco menos intentando lograr así su estrategia habitual: la victimización impostada, el escándalo premeditado y la acusación falseada hacia quien realmente es la víctima de sus oscuras intenciones. El caso Madonna solo es una de las tantas tristes hazañas de estas violentas que nutren el anecdotario de los fotoperiodistas de nuestra ciudad.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario